Estudio Arqseed Arquitectos

...Soluciones creativas a tus proyectos

"Los techos verdes ayudan a purificar el aire aislando elementos dañinos para nuestra salud"

Mejoran la calidad del aire, debido a que las plantas absorben dióxido de carbono y generan oxígeno, los techos verdes reducen los gases contaminantes y purifican el aire, reteniendo aquellos elementos dañinos para nuestra salud.

Regulan la humedad, los jardines en general ya sea en el techo o a nivel del terreno absorben la humedad del ambiente, reducen el escurrimiento de las lluvias y los riesgos de inundación.

Regulan la temperatura ambiental. Los techos verdes aíslan las temperaturas externas; disminuyen el calor en días calurosos y lo aumentan en días fríos, evitando el uso de medios de ventilación artificial como el aire acondicionado o la calefacción.

Incrementan el valor, se convierten en espacios de relajación, descanso y unión familiar o laboral, incrementando su valor estético y comercial.

Reducen el ruido de la ciudad, al funcionar como un aislante acústico natural disminuyendo los ruidos de la ciudad. 

"Disminuyen el calor en días calurosos y aumentan la temperatura en días fríos, siendo un excelente recurso para evitar el uso de aire acondicionado o calefacción"

"Contribuyen con la reducción del ruido y temperatura en las ciudades originadas por el hacinamiento de las zonas urbanas y el uso excesivo de materiales como el asfalto y el concreto."

Reducen el calentamiento de las ciudades. Con el hacinamiento en las zonas urbanas y el uso de asfalto y concreto, las temperaturas en las ciudades suben en relación a sus entornos rurales. Los techos verdes ayudan a disminuir este efecto regulando las temperaturas.

Contribuyen a la responsabilidad social y ambiental. La Organización mundial de la salud (O.M.S.) menciona que debe existir como mínimo 9 m² de áreas verdes por habitante en las ciudades; en Lima Metropolitana, por ejemplo, apenas llegamos a 2 m² de área verde por habitante.